La limpieza de espacios y desorden es una de las pautas básicas en cualquier trabajo de FENG SHUI, esta técnica permite liberar de energía negativa y atascada cualquier espacio y de esa manera permitir fluir libremente la energía positiva que queremos atraer a nuestras vidas.

 

Esta es una de las técnicas más poderosas que se conocen para avanzar el camino hacia nuestra felicidad y la de las personas que están con nosotros.

Si la energía positiva fluye y circula, nuestra vida mejorará. La limpieza de desorden se recomienda que la haga la propia persona, el maestro de feng shui dará las pautas necesarias para su realización y revisará el trabajo realizado. Si bien la persona necesita de ayuda para realizar esta tarea, también se pueden requerir los servicios del asesor feng shuista.

La limpieza del espacio, exige de un mayor control de la técnica, el maestro de feng shui está preparado para limpiar cualquier espacio, no obstante si se quiere realizar a nivel personal mediante las pautas aprendidas a través de un curso de formación, es posible hacerlo, si bien como en toda terapia personal la práctica es importante en este aspecto y el asesor de feng shui le indicará las técnicas más sencillas para que se vaya habituando a su realización.

Tanto una limpieza de desorden, como una limpieza del espacio son muy gratificantes a nivel personal para aquella persona que las realiza.